Stanton considera el 61 como el verdadero récord de jonrones y no el 73 de Bonds

Stanton considera el 61 como el verdadero récord de jonrones y no el 73 de Bonds

Tras consumir su último turno al bate, la multitud dejó escapar un sonido donde iban de la mano la pena y el alivio. Giancarlo Stanton vio rota en seis su cadena de juegos pegando cuadrangulares, pero continúa su carrera por alcanzar los 60 jonrones en la temporada.

Nadie en las Mayores ha sobrepasado esa marca desde que Barry Bonds conectara 73 vuelacercas en el 2001, pero de acuerdo con sus palabras, Stanton mantiene una conexión especial con la vieja marca de 61 perteneciente a Roger Maris en 1961.

"Crecí viendo todos esos viejos filmes de Babe Ruth y Mantle'', apuntó Stanton tras ver rota su racha el miércoles en el triunfo 8-1 de su equipo sobre los Gigantes. "61, ese siempre fue el número impreso en mi mente durante mi niñez''.

Leer más

Y entonces, qué pensar del récord de Bonds, ¿está manchado?

"Tomando en consideración ciertas cosas, lo creo así'', afirmó el jardinero central, que lidera las Grandes Ligas con 44 jonrones, 18 tras el Juego de las Estrellas. "El record [de Bonds] es el record. Pero personalmente lo creo así''.

Esas "ciertas cosas'' no son otras que la sombra de los esteroides, que han revoloteado por encima de algunos de los que han pisado el territorio de los 60 bambinazos en una temporada como Bonds, Mark McGwire y Sammy Sosa.

Leer más

Poco tiempo después de hacer estas declaraciones, Stanton regresó al grupo de periodistas para balancear un poco sus declaraciones iniciales al decir que números como los de Ruth tampoco reflejaban del todo el número de cuadrangulares en un año, pues en su época solo enfrentó a lanzadores de la raza blanca.

A esas alturas, sin embargo, ya era muy difícil deslindar las declaraciones iniciales del slugger con Bonds, su antiguo coach de bateo, un hombre que sigue despertando reacciones encontradas.

En cinco turnos, Stanton pegó dos imparables y fue golpeado en la espalda, pero el slugger no pareció molesto por ver su cadena de bambinazos, sino que mas bien se le vio contento por el triunfo de su equipo y de José Ureña, quien llegó a 11 victorias en la temporada.

¿Quién lo diría? El hombre que estuvo a punto de ser cortado en la primavera se ha convertido en la principal carta de triunfo del club y, sin duda, el de mejor desarrollo de una contienda a la otra.

El poder de Stanton no sorprende a nadie, pero ninguno de los pronosticadores de pretemporada pudo avizorar la clase de campaña del lanzador dominicano, que en cinco entradas frente a San Francisco admitió siete imparables y una solitaria anotación.

"Me siento muy feliz de llegar a 11 victorias, lo cual es fruto de mi esfuerzo'', comentó Ureña, quien ha sido testigo por estos días de la demostración de poder de su jardinero derecho. "A él le deseo lo mejor del mundo. Que conecte no solo el 60, que llega a 61 y si quedan más juegos, que conecte el 62''.

Una cifra así haría la felicidad de Stanton, más que los 73 de Bonds.

 

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/

Comentarios